Arrendador

Portada » Arrendador

Arrendador

Arrendador es el propietario del inmueble y por supuesto, es quien que se obliga a ceder el uso de esa propiedad en bienes raíces. Es la persona que da en arrendamiento aquello que le pertenece. Persona jurídica propietaria del bien que se renta o arrienda.

En resumen, el Arrendador es el dueño de la casa o departamento y el arrendatario es el inquilino, quien paga la renta.

El Arrendador no me entrega copia del contrato de arrendamiento.

Hay una preocupación del arrendatario cuando el Arrendador, en especial en ciertas INMOBILIARIAS o Bienes Raices, se abstienen de entregar al arrendatario la copia del Contrato de Arrendamiento poniendo pretextos y excusas sin justificación y en el mejor de los casos entregándole una fotocopia simple sin firmar.

Así, como el Arrendador está legalmente obligado a entregar al arrendatario copia del Reglamento de Propiedad Horizontal, y donde hubiere, del Manual de Convivencia si el inmueble en renta está sometido a propiedad horizontal, con mayor fuerza, tratase del amigo, del familiar, o de la inmobiliaria, de acuerdo con el Numeral 3º del Artículo 8º de la Ley 820 de 2003, está OBLIGADO inexcusablemente:

Cuando el Contrato de Arrendamiento de vivienda urbana conste por escrito, el Arrendador deberá suministrar tanto al arrendatario como al codeudor, cuando sea el caso, copia del mismo con firmas originales. Esta obligación deberá ser satisfecha en el plazo máximo de diez (10) días contados a partir de la fecha de celebración del contrato.

Por lo general el arrendador exige un pago mensual, que se conoce como Renta, Arrendamiento o Alquiler. Otra posibilidad es que solicite el dinero que requiere por el arrendamiento en un solo pago, o incluso existe la opción de que el pago se concrete sin dinero, con intercambio de bienes equivalentes a la renta del inmueble en arrendamiento.

Las Obligaciones del Arrendador

La primera es la conservación del Inmueble; cualquier obra necesaria para el mantenimiento en relación a su estructura, para que continúe en un estado habitable, esta debe ser por cuenta del arrendador y esto no le da derecho a incrementar el precio del alquiler.

Tambien existen obligaciones para el arrendatario para permitir que dichos arreglos se efectúen antes de la finalización del contrato si así lo dicta la necesidad, así como a solicitarlos en cuanto detecte las averías o los desperfectos pertinentes.

En los casos en los cuales una reparación exija que el arrendatario se retire de la vivienda durante veinte días o más, la renta debe ser reducida de forma proporcional, para compensar los gastos extraordinarios. Esto no significa, por otra parte, que no sea posible llegar a un acuerdo que exente al propietario de dicha bonificación si el inquilino no lo considera necesario.

Las pequeñas reparaciones que se vuelvan necesarias por el inevitable desgaste que acarrea su uso normal deben ser abonadas por el arrendatario.

En cuanto a las obras que puedan modificar el inmueble, tanto en su aspecto como en la disposición de su espacio, no pueden ser realizadas por el arrendatario sin que exista un previo consentimiento por parte del arrendador en forma escrita.

Si el arrendatario incumple dicha obligación y se decide a llevar a cabo cambios a la casa o departamentos sin el consentimiento del arrendador, éste puede dar por finalizado el contrato y opcionalmente, exigirle al primero que se haga cargo de restaurar la vivienda a su estado anterior.

Si el inquilino posee una minusvalía y necesita adaptar la propiedad a sus posibilidades. El Arrendador no puede negarse a dar su aprobación, aunque el primero está obligado a realizar una petición formal y esperar una respuesta antes de comenzar con las obras.